10 errores comunes en la edición de novelas

¡Hola! Soy Richard Sabogal y en esta oportunidad te quiero hablar de errores al editar. La edición de novelas parece un trabajo sencillo, donde solo hay que ver la coherencia, algún cabo suelto, ortografía, ortotipografía y demás detalles mínimos, pero no es así. Las novelas son pequeñas obras de arte donde hay que cuidar hasta el más mínimo detalle.

Te comparto 10 errores comunes cuando se edita una novela.

Que no cuides el argumento

Si la historia tiene un argumento que tiene falencias y no se corrige reescribiendo o eliminando lo que sobra, estamos ante un gran problema.

Normalmente a lo escritores les apasiona un tema y lo consideran bueno al crearlo, pero muchas veces tiene carencias. Hay ideas que incluso deberían desecharse y encontrar otra, eliminar personajes y parear la mesa de esa historia.

Dejar pasar las faltas de gancho en la edición de novelas

Hasta las historias lentas, con introspecciones del personaje, donde se va por caminos filosóficos que para muchos lectores es aburrido, tiene su gancho, el lector ideal para ese tipo de libro encontrará elementos que lo enganchen a seguir leyendo.

Un autor nuevo no debería escribir libros difíciles de leer y que den sueño, que no tengan un gancho, ese “algo” que haga que el lector lea un capítulo más, que tenga curiosidad por ver qué pasa en la página siguiente.

Por cierto, una buena historia no es lo único que tienes que cuidar en la novela, la apariencia también y por eso en este artículo te hablo de la importancia de las portadas.

Aprende cómo subir libros tapa dura en esta entrada.

Dejar pasar la mala ortografía

En la edición de novelas se debe cuidar la ortografía, aunque se debe cuidar en todos los textos que trabajes, puntuación, inconsistencias gramaticales, vicios del lenguaje, todo debe editarse.

Esto no es un mal menor, arruinas el libro si no cuidas la ortografía al detalle. Puedes tener una novela preciosa, pero si tiene carencias que causen ruido en el lector, seguramente abandonará el libro.

Estos son los errores que no deberías cometer al presentarte a un concurso.

El lenguaje ampuloso no tiene cabida en la edición de novelas

El lenguaje tiene que servir para comunicar, la idea es que uses el menor número de palabras posibles. Algunos quieren narrar cómo un personaje se sienta en una silla empleando media página para ello.

Aunque hay autores que lo han hecho maravilloso, son maestros que tienen décadas en ello y son experimentos literarios, si comienzas, no deberías abusar del recurso.

No inicies los capítulos en cualquier lugar, aquí te cuento dónde deberías hacerlo.

Clichés

Estamos en un mundo donde los clichés deberían estar muertos, hay información por todos lados y cuando vemos una película, por ejemplo, esperamos no hallar más de lo mismo. Aunque hay clichés que son esenciales en una historia para su fluidez, abusar de ellos mata la novela y demuestra que el escritor carece de creatividad.

Hay que eliminar personajes con estereotipos y similares clichés.

Mal uso de las transiciones

En la edición de novelas suelo encontrar errores en las transiciones. Por ejemplo manejas pensamientos de un personaje y no hay una transición clara a la realidad y confunde al lector.

Una mala transición causa vértigo y confusión que pueden ser mortales para la novela.

Muchas descripciones, pocas descripciones o carencia de ellas

Los lectores suelen quejarse del exceso de descripciones y por eso algunos escritores se van al otro lado, no ponen ni una, lo que es malo.

Dejan acciones sosas que no colocan al lector dentro de lo que sucede. La recomendación es que se reescriban esas escenas y se mejoren. Es el modo de mejorar la prosa débil.

Un mal estilo no es compatible con la edición de novelas

Cuando hago edición de novelas me he encontrado historias que tienen un estilo al inicio y otro más adelante, no por un juego del autor que podría ser válido, sino porque cambia, las tramas buenas, pero con un cambio, para que se entienda mejor, es como si leyera la misma historia contada por dos escritores distintos.

Tramas que se desvanecen

He leído historias que a mitad de camino se nota que el escritor olvidó qué quería contar o cómo hacerlo.

Hay quienes editan y dejar pasar este error, hay que encaminar al escritor para que cuente la historia sabiendo cómo hacerlo.

Personajes sin alma

En las ediciones hechas por encima se suele pasar al personaje insulso, aquel que no tiene alma, ese es un grave error.

Por medio de los personajes es que el lector empatiza con la historia, a veces fallan porque no se han tomado el trabajo de desarrollarlos como se debería y no se conocen más allá del momento.

Como dije, en la edición de novelas se tienen que cuidar muchos elementos. Ya en otras entradas futuras hablaré de escritura y consejos para crear historias que marquen.

Si quieres estar actualizado con el contenido, me puedes seguir en Instagram

Deja un comentario

Abrir chat
Hola, ¿en qué puedo ayudarte?